Coyuntura macrosectorial, febrero 2002.

Un nuevo episodio en la difícil situación económica argentina se vivió en las últimas semanas. Se decretó un reordenamiento financiero que comprende la pesificación total de los depósitos, lo que significa que todos los dólares en poder de los bancos deberán entregarse al Banco Central para ser convertidos en pesos al cambio de 1,4 por dólar. Del mismo modo serán pesificados los saldos en moneda extranjera que dichas entidades mantienen en el Banco Central.En concordancia con lo planteado por los organismos internacionales de apoyo financiero, se estableció un sistema único de tipo de cambio libre, aunque los bancos no pueden vender divisas a sus clientes para efectuar transacciones internas del país y se mantienen algunas restricciones al retiro de depósitos.El conjunto de medidas se orientan a reordenar el sistema financiero y hacer frente a la eventual avalancha que se pudo haber producido luego del fallo de la Corte Suprema que acogió los primeros recursos contra el "corralito". De hecho, se suspendió por un plazo de 180 días la tramitación de cualquier proceso o medida judicial en ese sentido. No obstante, se autorizó la libre disponibilidad de fondos de salarios, indemnizaciones, jubilaciones y pensiones.El gobierno trasandino intenta superar el ambiente de enojo generalizado, luego de que reconociera que no podía cumplir su promesa de restituir los depósitos en la moneda en que fueron originalmente pactados, enviando mensajes esperanzadores sobre la reactivación de la economía y el aumento del empleo. Los anuncios constituyen un signo alentador, aunque no lograrán restablecer la confianza en tanto no se aborden en una perspectiva de largo plazo problemas estructurales como las reformas fiscal y monetaria.En Chile, luego de dos meses de trabajo en comisiones técnicas con la participación del sector empresarial y el Gobierno, se dio a luz la Agenda País:crecimiento con seguridad social, iniciativa que compromete el despacho de 20 proyectos de ley y de 15 medidas administrativas. A su vez, se diseñó una agenda de trabajo en 8 áreas, entre las que se encuentran la estructura tributaria, el mundo laboral, la política tecnológica, nuevas reformas al mercado de capitales, modernización de algunas regulaciones, mejora en la eficiencia del gasto público, simplificación de trámites y desarrollo exportador. El consenso público-privado en torno a estas medidas surge en un momento en que se informa que el crecimiento económico y el déficit fiscal fueron menores que lo esperado en el año 2001. El PIB aumentó en 2,9% y el déficit alcanzó a 0,3% del producto.En Diciembre pasado aumentaron las ventas de la industria agroprocesadora en 3,4%, en relación con el mismo mes del año anterior. El rubro más dinámico fue el de fabricación de productos alimenticios, cuyas ventas se expandieron en un 5,9%, seguido por la industria del tabaco y la de bebidas, que crecieron 4,6% y 3,3%, respectivamente. Las industrias del cuero y de la madera registraron disminuciones en sus ventas. El índice de producción física de la industria manufacturera de productos agrícolas cayó en 1,7%, con reducciones en la producción de todos los sectores, excepto la industria del tabaco. La fabricación de alimentos, el principal sector, ya que representa más del 60% de la industria agroprocesadora, presentó una disminución de 1,2% en su producción en el período señalado.Las exportaciones de productos silvoagropecuarios llegaron a 4.776 millones de dólares, en el año 2001. La cifra es un 4% menor que la del año anterior. Las importaciones cayeron en 6,9 por ciento.Una nueva baja registró la tasa de desocupación nacional en el trimestre octubre - diciembre, alcanzando a un 7,9% de la fuerza de trabajo. La cifra se ubica un punto por debajo del trimestre móvil anterior y se compara positivamente con el 8,3% del año 2000 y el 8,9% correspondiente al mismo trimestre de 1999.De las 774 mil personas que componen la fuerza de trabajo agrícola, 28 mil estuvieron desocupadas en el trimestre octubre - diciembre de 2001. Esto significa que hubo cerca de 14 mil trabajadores y trabajadoras que estuvieron sin empleo en el trimestre anterior y encontraron una ocupación. Con ello, la tasa de desocupación agrícola se redujo desde 5,5 a 3,6 por ciento. La agricultura es la rama de actividad económica que presenta la menor tasa de desocupación; no obstante, la fuerza de trabajo sectorial ha venido reduciéndose sistemáticamente, acompañando el proceso de aumento de la productividad.La mayor tasa de desocupación regional (10,6%) se registró en la V región, donde la agricultura representa el 11% de la fuerza de trabajo y tuvo una desocupación sectorial de 4,5 por ciento. En el extremo opuesto y con el menor desempleo regional se encuentra la VI región. Allí la fuerza de trabajo agrícola es el 35% del total regional y el 3% no tuvo empleo en el trimestre móvil octubre - diciembre de 2001.En enero se registró nuevamente un IPC negativo (-0,1 por ciento) con reducciones en los precios de las mercancías de los grupos Alimentación (-0,6%), Vivienda (-0,2%), Vestuario (-0,6%) y Transporte (-0,1%). Aumentaron los precios de los bienes y servicios asociados a los grupos Salud (0,5%), Educación y Recreación (0,1%) y Otros (2,7%). En los últimos doce meses el IPC Alimentación acumuló un alza de 2,3% y el IPM agropecuario, una reducción de 1,3 por ciento.La tasa de interés de colocación para operaciones de 90 a 365 días reajustables según UF, llegó a 7,6% en enero de 2002, 10,7% superior a la tasa del mismo mes de 2001. El interés de las operaciones reajustables según el valor del dólar fue de 5,2%, lo que representa una disminución superior al 44 por ciento. En febrero, el Banco Central anunció una nueva reducción en la tasa de interés, la que se situó en 5,5 por ciento. 

Ver más
Gumucio A., María Amalia (2002-02-22) Coyuntura macrosectorial, febrero 2002. [en línea].  (Consultado: ).
Copiar cita bibliográfica

Related items

Coyuntura macrosectorial, marzo 2002.
Autor(es):
Oficina de Estudios y Políticas Agrarias (Odepa)
Fecha de Publicación:
2002-03-27
Coyuntura macrosectorial, febrero 2009.
Autor(es):
Oficina de Estudios y Políticas Agrarias (Odepa)
Fecha de Publicación:
2009-02-27
Coyuntura macrosectorial, noviembre 2001.
Autor(es):
Oficina de Estudios y Políticas Agrarias (Odepa)
Fecha de Publicación:
2001-11-29